Emprendedor de Éxito

Tienda Mis Cursos Acerca de nosotros Blog Crea tu Éxito 💰 Iniciar Sesión

De Empleado a Emprendedor Digital: un camino al éxito y a la independencia

Hacer una transición de Empleado a Emprendedor no es fácil, se necesita disciplina, constancia, una fe enorme, un sueño por cumplir y un plan de trabajo para lograrlo de manera exitosa.

El tener un trabajo en una empresa te da seguridad, ingresos regulares, beneficios, el soporte de la empresa para tomar decisiones, una posible carrera ascendente dependiendo de lo que quieras lograr dentro de la misma, prestigio, poder, reconocimiento, etc.

Cuando eres emprendedor te enfrentas a muchos cambios y en ocasiones dudas si tomaste la decisión correcta, el ingreso no es constante sobre todo al principio, tienes que trabajar largas horas para levantar tu negocio, si tomas una mala decisión, no tienes una empresa atrás que te respalde, necesitas de un capital para arrancar, la curva de aprendizaje es lenta y manejas un buen nivel de estrés.

Mucha gente te dice, “mejor consigue un trabajo, es más seguro, y tienes un ingreso constante”, eso está por verse, porque una empresa de la noche a la mañana por muy buenos resultados que le des, sin que te lo esperes te dice, “hemos tomado la decisión de hacer algunos cambios y tu trabajo ya no es requerido”.

Sí, aquella empresa a la que tú le dedicaste varias horas de trabajo extra, por la que perdiste oportunidades de estar con tus seres queridos, como el partido de futbol de tu hijo o la audición de ballet de tu hija o la cena que le habías prometido a tu esposo/a, o el viaje que tuviste que cancelar porque te requirieron entregar un proyecto que “urgía” etc. etc.

Esa empresa, de la noche a la mañana deja de ser un trabajo seguro.

Hay otras opciones que el tener un trabajo en una empresa, sobre todo si tienes la ilusión de tener tu propio negocio, ser tu propio jefe, tener un horario flexible, hacer eso que te apasiona, y tener un potencial de ingresos ilimitado.
Yo por mucho tiempo tuve ese sueño, quería tener mi propia empresa, sin embargo, lo posponía y lo posponía para cuando se diera un mejor momento, y ese día se dio sin que yo lo buscara.

No sé si te pasa que a veces quieres tanto algo que la oportunidad llega cuando menos te lo esperas. Y eso me paso a mí, un día llegue a mi trabajo y había una nota a la entrada de la oficina que decía “no le llames sueño, llámale plan”, me gusto tanto que le saque una foto y pensé, es cierto, necesito ya empezar a trabajar en mi plan para dejar mi trabajo y empezar mi empresa, y me fui a mi lugar, sin saber que ese mismo día en la tarde me iban a dar las gracias porque la empresa había decidido que “ya no me necesitaba”.

Es cierto que en un principio te sientes perdido y te preguntas “ahora que voy a hacer”, sobre todo cuando no te lo esperas, pero después de unos días, encuentras la respuesta y en mi caso fue el decidir que era mi oportunidad de empezar mi propia empresa.

Al principio no tenía bien claro qué tipo de negocio quería poner, busqué varias opciones desde franquicias, hasta negocios propios, sin embargo, las inversiones eran altas y no necesariamente eran algo que me apasionaba.

Seguí buscando, estudiando posibilidades y la que más me apasionaba era la idea de ayudar a otras personas a trabajar de una mejor manera sin descuidar su vida personal y también quería ayudar a gente que tenía el potencial de ser jefe a convertirse en buenos líderes, así que empecé a investigar cómo hacerlo y aprendí todo lo que necesitaba para empezar un negocio digital y déjame decirte que ha sido una de las mejores experiencias que he tenido y las satisfacciones son increíbles.

Para empezar tu propio negocio debes considerar los siguientes aspectos que te ayudaran a triunfar:

1. Piensa como el dueño de un negocio.
Como empleado, es probable que tu trabajo sea aceptar las decisiones de la gerencia y en ocasiones sin poder cuestionar el razonamiento detrás de ellas. Cuando te convierte en propietario de una pequeña empresa, depende de ti el establecer las metas, crear los planes para ayudarte a lograrlas y hacer el trabajo necesario. Esto incluye aprender a decir "no" cuando sientas cuando alguna idea tu pueda desviar de tu camino.
 
2. Acostúmbrate a trabajar más horas.
Como empleado tienes un horario de trabajo, disfrutas de tus fines de semana, vacaciones, días de enfermedad, días festivos, etc. Como emprendedor, eso no existe, es cierto que puedes organizar tu tiempo alrededor de tus necesidades, pero en un principio debes prepararte para para trabajar más horas y agregar valor a tu empresa. Es posible que trabajes por menos del salario mínimo por hora, pero a medida que tu empresa crezca, se volverá más valiosa, valor que puede traducirse en un ingreso mucho más alto al que tenías en tu trabajo en un futuro.
 
3. Espera hacerlo todo tu mismo en un principio.
Como empleado, puedes depender de otros para manejar el envío de producto, preparar un informe para un cliente o responder la correspondencia. Como propietario de una nueva empresa, es posible que no tengas los recursos financieros para contratar a un asistente, por lo que serás el todólogo de tu empresa en un principio. Sin embargo, te sugiero que tomes la decisión de contratar ayuda virtual lo más pronto posible, simplemente haz cuentas: cuánto cuesta tu tiempo vs cuánto le puedes pagar a un asistente que hará trabajos en donde tú no eres experto más rápido que tú. (ejemplo: crear tu página web, diseñar las imágenes que quieres poner en tus posts, etc.)
 
4. Programa y prioriza cada día.
El tiempo siempre es escaso para los emprendedores. Parece que nunca hay suficientes horas en el día para hacerlo todo. Crea un horario semanal y agrega tiempo "misceláneo" para ponerte al día. Y no te concentres solo en las actividades del día a día. Dedica parte de cada día a desarrollar una estrategia comercial a más largo plazo para alcanzar la rentabilidad rápidamente.
 
5. Mantén una reserva para tus gastos de arranque.
Una nueva empresa puede tardar meses en ganar impulso y comenzar a generar ingresos. Reserva suficiente dinero para pagar los gastos personales durante un tiempo, al menos seis meses. Puedes acortar el tiempo que le toma a tu empresa alcanzar la rentabilidad desarrollando un plan de negocios con expectativas y proyecciones razonables. Es una buena idea desarrollar un plan de negocios antes de dejar su trabajo diario.


 El mundo del emprendedor es maravilloso, pero como te lo comenté en un principio requiere de disciplina y constancia.

Si te interesa conocer más a fondo como empezar tu negocio digital te invito a que descargues la Guía GRATUITA del Emprendedor Exitoso en donde encontrarás 5 pasos que te ayudaran a convertir tu habilidad, pasatiempo o pasión en un curso digital.
https://www.emprendeenlinea.net/guiagratuita


© 2020, Todos los derechos reservados, Aldin Consulting Group, LLC.

Alicia Díaz-Blevins

[email protected]

www.emprendedordeexito.com

www.emprendeenlinea.net

 

Close

50% Complete

Dejanos tus datos para comunicarnos contigo

Nos dará mucho gusto